Recorriendo las calles...

lunes, 21 de julio de 2008

Despedida y cierre...

(Bego, Ignacio, Bea, Alberto, Paco, Wero, Fla, Mikel, Tomás)

Bueno... no sé cómo empezar. Hoy cierro el blog. A falta de que termine una caricatura y la cuelgue como colofón... pero eso será ya en Cádiz.

Llevo exactamente doscientos noventa y un días en París, o lo que es decir... nueve meses y diecisiete días, y me atrevo a decir que ha sido la mejor experiencia que he podido tener hasta la fecha. Tanto por la parte buena, como por la mala... porque de las buenas y, sobre todo, de las malas experiencias se aprenden, y no es la una sin la otra. Todo en su conjunto ha sido un cúmulo de sensaciones que tanto te descubren a ti misma como a los demás. Aprendes, aunque apruebes pocas asignaturas y aunque sienta que podía haber sido mejor aprovechado el año... pero ya todo da igual.

Porque nunca me cansaré de decir que somos coleccionistas de recuerdos. Recuerdos que tendremos siempre presentes y que seguramente queramos volver a vivirlos. Porque este casi año entero aquí nos ha servido a todos ver que el mundo es muy pequeño, que somos insignificantes, y que sin compañía, nada se disfruta. Es bueno estar solo a veces, pero cuando en esa soledad encuentras a personas que encajan contigo parece que la vida se vuelve de color de rosa, nunca mejor dicho.

Porque tenemos infinidad de momentos juntos, canciones, borracheras, visitas, viajes... partidas de cartas, de ajedrez, sonrisas y lágrimas, besos y abrazos, peleas, piques... al principio decíamos que casi ni nos conocíamos, que no hablábamos de nuestra vida anterior ni lo que sería después... al final lo solucionamos, y ya nos dimos cuenta cuando hasta a la hora de dormir, no queríamos que el sol se levantara para decir "se ha terminado", siempre lo alargamos todo... hasta compartiendo habitación. Ya sabemos que pronto a algunos poco los vamos a ver, o que para coincidir todos va a ser super difícil... y eso es lo que apena. Que ya no estaremos en París todos para recordar algo, simplemente quedará escrito en una especie de libro que a veces cada uno abriremos por nuestra cuenta cuando ya cada vez tengamos una arruguita más en la cara. Es duro ponerse a escribir estas cosas, y no quiero haceros llorar... pero hay veces que hay que explotar, en soledad. ¿Que no sé decir las cosas o que debería callarme? Ya, ya lo sé... pero eso es porque el subconciente a veces me traiciona, jajaja.

París no hubiera sido París sin habernos conocido. Sin la casa de Paco, ni la de Mikel, sin las fiestas de los checos, sin las comilonas en casa de Bego, sin el pisazo de Alberto y Bea. Sin mi minipiso, sin el cubo de la fregona lleno de sangría. Sin aquellos picnics en los quais del Sena. Sin las velibs, sin las ratas en el metro, sin los ratoncillos de Notre Dame... sin el Canal Saint-Martin y los locos que deambulan por la calle. No hubiera sido lo mismo si no nos hubiéramos ido a Champs de Mars tantas veces. No hubiera sido tampoco lo mismo si Tomás hubiese puesto sal al cuscus... Si a Paco no le explotara el calvo. O que a Mikel nunca se le pasara por la cabeza robar una velib para coger un avión y luego no pudiese desengancharse de esa "droga". Hubiera sido un rollo si Alberto no tuviera tantos refranes o dichos en la manga... Tampoco si a Paco no se le ocurre chulearle al negro del HideOut.

No hubiera sido lo mismo si España no ganara la Eurocopa. O si Nadal hubiera perdido con Federer en el Roland Garros... Si a Wero finalmente le hubiesen ido mejor las cosas (de las malas situaciones se aprende a sobrevivir, aunque suene duro...). Si Paqui no fuese tan rompecorazones... si el Petit Grec no hubiese estado allí, o si no le bajan el volumen de voz a Mikel para que el de los crêpes le dijera "o te callas o no comes". Imaginarse que si no estuviera el "G19" abierto en la plaza de la Contraescarpe, tampoco nos hubiéramos encontrado con ese "Asterix" que nos hizo bailar algo que parecía ruso... Sin las fiestas de la brasileña, o la del cumple de Bea e Ignacio, no hubiésemos conocido la faceta de Paco a dormise en las esquinas... o abrazándose a sí mismo... O que si las catalanas en su casa nos hubiera dejado mear, no tendríamos la foto de Alberto y Paco... tan famosa con la cerveza metida en el bolsillo trasero.

También si Wero no hubiese ido a cenar un día a mi casa y se quedara dormido de lo que había bebido antes y después de vernos... no hubiese comenzado la "Operación Grafitis en la Cara del Pringao que se ha dormido" en la vida. Tampoco si supiera jugar al ajedrez más o menos decente, Bego no hubiera confiado en mí tan a ciegas como lo hizo... Si no os hubiera conocido, no sabría "jugar" al mus, o al culo estilo "pisando", que ha ganado muchísimo. No hubiera sido igual si en el Franprix no hubiese hamburguesas del microondas tan buenas... o si la epicerie de al lado de mi casa no vendiera un vodka a 9 euros que estuviese tan bueno... No hubiese sido igual sin el "deezer", sin el "facebook", sin el carrito para comprar cervezas y sin los vecinos de Mikel. O si el catalán wapo fuera más alto o más wapo de verdad (porque Bego hija... a mí no me gustaba nada eh). Si Wero no "robara" camisetas, o si en el carné de la escuela pusiera mi nombre bien y no el de "Flaura".

Hubiese sido un aburrimiento si Alberto no se hubiese arrancado en el Cabaré Populaire por bulerías, o si Mikel hubiese encontrado piso antes y no estuviese deambulando por las calles de París cual desecho incomprendido como diría Tomás (gran escobilla del water). Sin mi extraño arranque al reirme (al final resulta que me parezco a una gaviota). Tampoco si desde el primer momento Tomás hubiese dicho su edad, y no nos enseñara el DNI hasta el último día con Alberto, Bea e Ignacio.

Si Judith hubiera salido más, o si no me roban en noviembre, o si Mikel no hubiera tenido nada con Mayalene (o como se escriba). Si Bea hubiera salido más con los de su clase y no con nosotros, o si Bego no hace una cremallaire en su casa y no me hubiera cogido el pedo de mi vida cayéndome por las escaleras y demás historias que ya sabéis todos jeje. Si Ignacio no tuviera una ceja a la que se le engancha un anzuelo y tirasen de ella cual dorada en su mar, o si Paco no me hubiera dicho "tonta" el segundo día que lo vi. Si Wero supiese robar velibs del tirón, y no hacer una chapuza que luego tuvo que arreglar el Yoda de Mikel... O si Bego no tuviese una voz con la que los murciélagos caen cuando ésta chilla...

Pero sobre todo no hubiese sido lo mismo si no hubiésemos pedido la Erasmus a París este año. O si a Paco no hubiese ganado la beca de Arquia con Jean Nouvel. No nos hubiésemos encontrado. No habríamos disfrutado de tantas cosas. París nunca será lo mismo si no estoy con vosotros.

Por eso y por todo lo demás, GRACIAS.

Au-revoir, París.

Fla, o Flaura, o Flaudia, o Fabiola, o Fabia o como coño queráis llamarme. :P

4 comentarios:

Anónimo dijo...

He llorado (estoy llorando -yo es que soy muy llorona, unos lo saben mejor que otros).

Me encanta eso de las "enumeraciones", listas con cosas...

Creo que se te ha olvidado una fundamental: y si no hubiese habido la comidilla de la edad de Tomás (¡qué le gusta!).

Muy bonito Fla. Un buen remember en agosto.

Un beso fuerte.

begoña dijo...

Nadie lo hubiera podido describir mejor Flaura,ija de puta q me has exo llorar en la fnac leyendo esto....
Os quiero muchisimo a todos, como ya os he dicho...no pienso perder a tantisima gente q merece la pena (como se siempre se hace en estos casos,en los que la distancia te termina separando y no solo en kilómetros...

miles de besos a todos

os echo mucho en falta

mua

darkmanburt dijo...

Espero verte por aqui Flavia, ya sabes que tienes una sillita en este rincóny cuando veas a Jose Ramón espero que quedes con el para venir a casa y conocernos.

Un besito y buen viaje.

morgan dijo...

Fla¡¡¡ he vuelto a leer esto y qué bonito es recordar. Yo me perdí muchas de esas cosas pero, no pasa nada, vivi otras, y no me habia percatado de que hablabas de que yo rompia corazones¡¡? qé burrada es esa?????? noooooo

(seguro q eso era cosa de tomás...)
bueno, pues que me gusta mucho releer tu blog, menos mal que no desaparece aunque esté cerrado.

mil besos FLAVIA¡¡¡¡¡ muakkk